Crazy Bangkok

Wow, el trafico de Bogota es liviano comparado con la locura de trafico que se vive en Bangkok.

Los famosos Tuk Tuk, motocicletas con bebes y/o mascotas, o miles de carros. Todos peleando por llegar a su destino lo mas pronto posible. Es un caos mas o menos organizado, excepto por los tuk tuk, que dado su tamaño, aprovechan para colarse por todo lado.

Un dato interesante es que los semáforos en las intersecciones principales tienen un timer que muestra cuanto se demora en cambiar de rojo a verde y viceversa. Algunos contaban hasta 2 minutos!

Ahora, la gran ventaja que tiene esta ciudad sobre Bogotá, es que hay un sistema de metro tanto subterráneo como externo, y estos le facilitan a uno la vida muchísimo. James cada vez que los veía, decia que fuéramos al ‘chu chu’.

El calor…wow, 40 grados a toda hora. Pobre James sudo hasta mas no poder. En este sentido los tuktuk son buenos pues uno siente la brisa refrescante cuando va en uno… aunque también el olor a diesel.

Bangkok es famoso por los mercados baratos donde se puede comprar ropa a precios que van desde $1. Nuestro plan desde el principio fue venir con una maleta vacía y llenarla de ropa de Bangkok. Cosa que logramos en 4 días de ‘shopping’.

Mercados de noche y de día, llenos a toda hora, miles de stands, y abiertos casi todos los días. Ademas de que tienen excelentes stands de comida, casi que no salimos de ahí.

A muchos no les gusta el caos de Bangkok, y sugieren salir de ahí lo mas pronto posible a otras partes de Tailandia. Pero para ser honestos a nosotros nos encanto y quedo en la lista de ciudades para volver!

2 Replies to “Crazy Bangkok”

  1. Q buena historia Pablito, hasta ahora veo q está relatando el viaje, me voy a poner al dia.

    Saludos a James y Alex, un abrazo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *